Mantenimiento de su reloj

Le ofrecemos una serie de recomendaciones para el buen uso y mantenimiento de su reloj, con el fin de que pueda disponer de toda la información necesaria al comprar su reloj online.

Mantenimiento del reloj de Cuarzo

La característica del reloj de cuarzo es, justamente, la inserción de un cristal de cuarzo que, alimentado por un circuito electrónico, vibra en una determinada frecuencia produciéndose, de este modo, la división del tiempo. La energía que proporciona la pila es regulada y transmitida a las agujas. Es importante el cambio de la pila cada dos años aproximadamente, así evitaría que su reloj de cuarzo se detenga repentinamente. Si deja una pila demasiado tiempo en un reloj y en unas condiciones de temperaturas elevadas, puede salir el líquido dañando muy gravemente la maquinaria.

Un reloj con un movimiento mecánico automático se da cuerda automáticamente con los movimientos cotidianos de la persona que lo lleva. Por este motivo, conviene que la pulsera se ajuste convenientemente a la muñeca. Si la pulsera está demasiado floja, el reloj puede perder autonomía. Un reloj que tiene una reserva de marcha completa puede durar entre 40 y 68 horas (según los modelos) sin ser llevado. Pasado este tiempo, el reloj se para. Cuando esto suceda, tendrá que darle cuerda manualmente, girando la corona en el sentido de las agujas del reloj (aproximadamente 25 vueltas) para darle la reserva de marcha necesaria. Si mantiene el reloj parado durante varios meses, le recomendamos que le dé cuerda con frecuencia, para evitar que el lubricante se espese y preservar el correcto funcionamiento del movimiento.

Relojes mecánicos de cuerda manual

Los relojes con movimientos de cuerda manual se arman girando la corona en el sentido de las agujas del reloj. El reloj está armado cuando no se puede dar más cuerda a la corona y llega a un tope. Recuerde que nunca debe forzar la cuerda a un reloj más allá del punto de bloqueo que tiene predeterminado. Un reloj completamente armado tiene una reserva de marcha de unas 40 horas sin ser llevado. Pasado este tiempo, el reloj se para. Cuando esto suceda, tendrá que darle cuerda manualmente, girando la corona en el sentido de las agujas del reloj (aproximadamente 25 vueltas) para darle la reserva de marcha necesaria. Le aconsejamos que dé cuerda al reloj a diario. Si mantiene el reloj parado durante varios meses, le recomendamos que le dé cuerda con frecuencia, para evitar que el lubricante se espese y preservar el correcto funcionamiento del movimiento.

Cambio de fecha

Es fundamental que nunca cambie la fecha del reloj entre las 20.00 y las 02.00 horas, pues hacerlo podría ocasionar daños en el movimiento. La correa de piel. Para conservarla el mayor tiempo posible le recomendamos que evite que entre en contacto con agua, humedad, productos de belleza, y que evite también la exposición prolongada al sol. La piel es un material muy delicado y sensible, que debe tratarse con suma atención.

Cuidados contra la humedad

Le recomendamos que realice una comprobación anual de todas las juntas de estanqueidad de su reloj con el fin de preservar sus propiedades herméticas. Le recomendamos que siempre utilice su reloj teniendo en cuenta las especificaciones del fabricante. Para proteger la maquinaria contra la humedad, asegúrese de que la corona siempre esté atornillada o enroscada contra la caja, particularmente después de efectuar el ajuste de la hora o las funciones. Utilice siempre agua corriente para enjuagarlo, si su reloj ha sido metido anteriormente en agua salada. Siempre lea cuidadosamente las instrucciones de su reloj, encontrará la información necesaria para llevar su reloj en las mejores condiciones.